Boca Juniors sumó su tercera victoria consecutiva y su sexto encuentro sin perder ante All Boys por 3-1. Con este resultado el Xeneize está cada vez más cerca de la Copa Sudamericana. También por este este encuentro se concretó el descenso de los de Floresta. Juan Manuel Martínez fue la figura.

Era una noche para asentar bases futbolísticas y seguir creciendo en la confianza. Lejos de caer en errores pasados, Boca logró sus objetivos y derrotó con contundencia a All Boys por 3-1. El equipo de Carlos Bianchi fue de mayor a menor y encontró en el Burrito Martínez al jugador más destacado del encuentro con dos goles, que le sirven para que se convierta de una vez en el jugador que todos esperan que sea.

Estadísticamente esta victoria es muy importante para Boca, que con este encuentro llegó a seis seguidos sin perder y sumó por primera vez en este ciclo de Carlos Bianchi tres triunfos escalonados. Además, es la primera vez en este campeonato que el equipo logra llevarse los tres puntos sin la presencia de Riquelme y quedó muy cerca de clasificar a la Copa Sudamericana.

Futbolisticamente el nivel de Boca fue positivo. Durante el primer tiempo el equipo logró ser superior pero, sacando el remate de Gigliotti que pegó en el palo, sin profundidad ni ambición ofensiva. Ya en el complemento, cuando Martínez se sacó la mufa de no poder convertir tras una buena jugada de Insúa y una falla de Cambiasso, el Xeneize elevó su nivel y llegó en muchas oportunidades hacia el arco rival.

El lunar colectivo se vio cuando Calleri – el 30% de su pase pertenece a Boca – anotó el empate parcial; en ese momento el equipo quedó perdido y pudo haberse encontrado perdiendo debido a varias salidas en falso de Orion. Afortunadamente la sombra se fue rápido gracias al golazo de Juan Manuel Martínez de zurda. Ya con el 2-1, All Boys quedó jugado en el fondo y el Xeneize liquidó por medio de un cabezazo bárbaro de Gigliotti.

Boca ganó y condenó al conjunto de Floresta a jugar la B Nacional. Si bien matemáticamente hay chances de dar la vuelta, parece imposible que esto ocurra. Ahora hay que pensar seguir sumando y dejar al club en lo más alto posible.