El Apache habló en una entrevista sobre su futuro en la institución de sus amores, sobre lo que vive y algunos de los problemas con los que lidia. Enterate qué dijo el ídolo xeneize.

A menos de una semana de una de sus mejores actuaciones con la camiseta azul y oro, con una fiesta en el Monumental ante el clásico rival, Carlos Tevez fue entrevistado por Estudio Fútbol, donde tuvo un dialogo extenso sobre los dilemas con los que está enfrentando el delantero xeneize, quien todavía no sabe qué será de su futuro. Problemas con periodistas, presiones que vive él y su familia, dudas sobre qué decisión tomar y mucho más a continuación:

El tema de su futuro en Boca y hasta el interés de sus compañeros:

“Hasta mis propios compañeros me preguntan qué voy a hacer de mi futuro. Soy consciente de lo que transmito”

“Es tiempo de pensar y la decisión la va a tomar solo 1, el director técnico, mis compañeros y la dirigencia quieren que me quede”.

Mucha incertidumbre sobre su continuidad:

“Hoy estoy más para quedarme en Boca, pero sufro.”

“Cuando tenga la cabeza fría decidiré, sé que es difícil, que tengo el Mundo Boca así pero es una decisión que debo tomar yo”.

“Mi familia me dijo que tome solo yo la decisión, Vane lo entendió y siempre me dice que lo que haga es lo mejor para todos”.

La decisión la tomará en su momento y con sus motivos:

“es una decisión personal, no sé cómo explicar, tengo tantas cosas que es muy difícil explicar todo”.

“Uno se encontró con una realidad y uno trata de cambiar algunas cosas y se ve que no se puede”.

“No voy a entrar en detalles, pero es más personal que otra cosa y afrontar la realidad es muy difícil”.

Su prioridad es la familia:

“No puedo estar tranquilo en mi casa si Boca pierde y eso afecta a lo familiar”.

“Si esto afecta a mi familia, y pone en riesgo, daré un paso al costado”.

“Acá la posibilidad de disfrute es muy corta, y la amargura es tan grande y tan pesada, uno se replantea un montón de cosas”.

No hay arrepentimientos de nada:

“No me arrepiento de haber venido, el año y medio, 2 años o 3 años, no sé aún, los vivo a pleno con Boca”.

El mundo Boca, a veces, puede ser cruel:

“Todo lo que rodea a Boca es difícil, tanto dentro como afuera, no es fácil estar en Boca”.

“La gente se va a fijar lo que uno hace los domingos pero en tres semanas se hace difícil”.

“Yo perdía afuera y no pasaba nada, llevaba a mis hijas a la escuela, acá no, y no se puede salir de tu casa”.

“La realidad es chocante, es duro. No se puede vivir así, es muy difícil”.

Se siente la presión y el bajón:

“Si sigo debo afrontarlo con toda mi energía y toda mi onda. Estuve cabizbajo y Boca no me necesita así, deben tener al mejor Tevez”.

“No me hace falta nada, estoy en el mejor club del mundo, pero cuando uno pierde me voy muy triste a casa, y eso repercute”.

“Uno sabe lo que se viene de la gente el domingo, preparado uno puede estar pero será difícil cuando llegue”.

El aprecio mutuo entre el hincha xeneize y el Apache:

“Cada vez que toco una pelota la gente de Boca me da su amor, pero es una cuestión personal y hay que estar con la cabeza fría”.

El rol de un sector del (anti)periodismo dentro del fútbol y el mundo Boca:

“Hay cuatro o cinco periodistas que son muy influyentes, son mas protagonistas ellos que el jugador”.

“Cuando no le das nota a esos cuatro o cinco periodistas, te llevan a liquidar de una forma que no es humano”.

El despecho personal de algunos de estos periodistas:

“Si no les das una nota, jugás para 4, y si le das nota, jugás siempre para 7”.

“Siempre di nota, pero hay momentos, el que me la pide, la doy, nunca me escondí, siempre dí la cara”.

“No hace falta que sean críticas contra mía, a mi también me han matado, sino a otros jugadores también”.

Algunas de las mentiras que dicen en torno a él:

“Es mentira que no le renové la matrícula de mis hijas. Es mentira también lo que dicen de las casas en China”.

“Estuve 8 años en Inglaterra y no podía decir ‘hola’, imagínate en chino…”.

“Hay que debatir si un jugador para bien la pelota, si le pega bien de zurda o de derecha, esas cosas”.

“Hablan si Tevez está contento o si me hacen masaje en una pierna, hay que hablar de fútbol”.

Sobre su desempeño dentro de la cancha:

“Uno cuando está en la cancha siempre hay que hacerlo bien para el club que lo está contratando”.

“Yo juego donde me pone el técnico, no donde yo quiera. Si el técnico da un esquema, y es lo mejor para el equipo, lo voy a hacer”.

Apaches sin deudas personales:

“Yo no le debo nada a nadie. Si me toca dar un paso al costado, el año que viene me voy tranquilo sin deuda a nadie”.

No se ve fuera del club de sus amores:

“La flecha? Hoy está en quedarme. Estoy sufriendo mucho, no caigo. Todavía no me lo imagino irme de Boca. No me entra en la cabeza”.

En otro momento se tomará tomarse un tiempo y meditará qué hacer:

“Cuando tenga la cabeza más fría, tomaré la decisión. Hay muchas sensaciones muy grandes”.

“Hay muchas cosas en la cabeza, y no es momento ahora de decidir qué hacer”.

No se cierra a nada:

“Están más que abiertas todas las posibilidades, todos saben lo que pusieron los chinos sobre la mesa”.

“Saben las ofertas que yo rechacé…”.

El interés chino viene desde hace tiempo:

“Uno cuando tomó la decisión en volver, tenía contratos ofrecidos mucho más altos, más que el de hoy en China”.

Boca y su hinchada lo aprecia y le pide que se quede:

“En Boca todos quieren que me quede”.

El lunes podría ser, lamentablemente, la despedida:

“Puede ser que sea mi último partido en Boca el domingo, no caigo, no siento que sea eso”.