Empezaron a surgir rumores de un posible interés de un club sudamericano por una de las mayores promesas que tiene Boca Juniors en su cantera.

Categoría 1997, titular en la reserva y con partidos en primera en su historial: Alexis Messidoro es la joya del Xeneize que buscan llevarse a tierras bolivianas para que sea incorporación del Sport Boys. Enganche o delantero, debutó frente a Emelec allá por el 16 de enero de 2016 con Arruabarrena al mando del equipo. Aquel amistoso tenía poco de prometedor, pero su aparición – con gol, asistencia y una técnica muy llamativa – llenó de ilusiones a los hinchas de Boca. Aunque, ¿continuará en la institución?

Como ya es constante en el Xeneize, el lugar que se le da a los chicos es poco, por lo que Messidoro se fue apagando. Como parte de esa falta de continuidad, pasó de entrenar con la primera a nuevamente formar parte de la reserva. Es frente a este panorama que el club boliviano pretende sumarlo como refuerzo remplazando la salida de Jhasmani Campos, buscando brindarle calidad a una plantilla que sera participe – nada más y nada menos – que de la Copa Libertadores de América.

De concretarse la salida  de Messidoro, no sería la primer promesa que dejaría Boca en este 2017, apenas siete días transcurrieron de este año y por ahora existen las posibilidades de que sean bajas también Matías Roskopf, Julián Chicco  y Pedro Silva Torrejón. La pregunta es: ¿Hasta cuándo Boca se va a dar el lujo de desprenderse de sus promesas?