Uno de los jugadores de las inferiores de mayor proyección podría sumarse a una liga más competitiva luego que lo exiliaran a un fútbol menor.

Alexis Messidoro es el ejemplo perfecto de lo que no debe hacer un club con una de sus promesas. El juvenil debutó el año pasado luego de ser figura en inferiores y en reserva; lo hizo teniendo que jugar los partidos de descarte del campeonato y con un equipo muy alternativo en el que había suplentes y otros juveniles sin experiencia. Aún así, logró exhibir parte de sus condiciones y, en vez de ser premiado, el cuerpo técnico y la dirigencia decidió que lo mejor que podían hacer era enviarlo a una liga menor como es la de Bolivia.

Pese a que el contexto no era favorable, Alexis Messidoro volvió a imponerse y está completando un buen primer semestre en el Sport Boys, club con el que logró destacarse en la Copa Libertadores, con goles y asistencias. El delantero o mediapunta nacido en 1997 debe quedarse en el equipo boliviano hasta fin de año, cuando terminará el préstamo y se activará la opción de compra. Pero, ¿será eso lo que sucederá?

El nivel de Alexis Messidoro provocó la atención del Atlético Mineiro, club brasilero al que se enfrentó en la Copa Libertadores y que ya inició contactos para ver si podían contratarlo. Sin dudas que el paso al fútbol brasilero sería un gran paso para él, en especial luego de tener que pelearla en el de Bolivia. En caso de hacerse el pase, todo dependerá de una negociación a tres puntas que incluye a Boca Juniors y al Sport Boys.

En una época en la que a Boca no le sobran variantes ofensivas, Messidoro representa el mal uso del potencial de las inferiores y lo mucho que eso puede costarle al club. Alexis era compañero de dupla con Guido Vadalá y también de Marcelo Torres. Hoy todo el mundo habla de las condiciones del Chelo, que ocupó el lugar del goleador de reserva y del que se espera que tenga un contexto más favorable que el que tuvieron sus dos compañeros de categoría para mostrarse.

¿Seguirá su futuro en Brasil? Alexis Messidoro tiene el talento, ahora dependerá otra vez de Boca.