Connect with us

Editorial

Boca Juniors No Confidencial

Boca Juniors Confidencial es una serie documental dirigida por Rodrigo H. Vila (Boca Juniors 3D: La Película) y producida por Netflix, que contiene cuatro episodio en los cuales se cubre desde el comienzo de la pretemporada a mitad del torneo hasta la obtención final del bicampeonato.

Lo primero que hay que decir es que a Boca Juniors Confidencial le sobra la última palabra porque de confidencial no hay absolutamente nada. Toda la información vertida en la serie documental es de común conocimiento. Desde las andanzas del Boca de Guillermo por el campeonato local hasta los infancias difíciles de algunos jugadores. La serie intenta hacer foco en la vida de algunos jugadores, para presentarle la parte más humana del profesional al público, pero no ofrece nada que uno no pueda haberse enterado ya teniendo alguna red social en los últimos cinco años. En otras palabras, no asume ningún riesgo y utiliza la misma estrategia con la mayoría de los jugadores, pasando por el controversial pasado de Cardona (en el que lo presenta como una oveja, omitiendo polémicas de hotel recientes) y por la inconclusa vuelta de Tevez, ya que se lo presenta con sus amigos dialogando en forma forzada en el primer capítulo, y luego apenas se lo puede ver esporádicamente en los demás episodios.

El primer capítulo parece sentar las bases para lo que podía llegar a hacer el rumbo de la serie. Deja en claro los objetivos del cuerpo técnico, de la lucha falsa entre Wanchope y Benedetto (Porque Benedetto nunca volverá a las canchas en todo el documental), sumando las ambiciones del juvenil Maroni, quien finalmente no tuvo el rodaje necesario en el campo de juego quitándole beneficio al documental. Es una presentación normal pero necesaria para fijar en donde podrían estar los puntos de conflicto, que finalmente no aparecerán hasta el episodio tres.

Si en los primeros 40 minutos se habló de los protagonistas, en el segundo capítulo era evidente que se le iba a prestar más importancia al rol del hincha, incluyendo palabras de los jugadores que endulzan los oídos del simpatizante, y sumando la presencia  de “El Japo”, un aparente hincha de Boca “como todos” pero que tiene la suerte de trabajar en el Museo del Club, y que a raíz de esto, sólo termina siendo funcional para mostrar parte del establecimiento, a modo de venta, al igual que sucede con la nutricionista y la marca Gatorade durante cuatro o cinco minutos de este mismo capítulo. En resumen, todo parece estar puesto a rajatabla para que ninguna línea dicha pueda ofender ni al cuerpo técnico ni a la dirigencia ni a los jugadores, ni tampoco al hincha del club, y al mismo tiempo servir de propaganda para presentar al club como una institución inmune a cualquier tipo de problema. Una perfección que no existe en la vida real.

Lo más cercano a un conflicto que tiene “Boca Juniors Confidencial” es la final de Supercopa Argentina ante River Plate, una inclusión sin dudas polémica para con el dolor del hincha, pero que podía ser útil para reflejar caída y ascenso de jugadores y cuerpo técnico. Podía haber sido parte del eje central para construir un posible quiebre. Sin embargo, está utilizado a destiempo y no se ahonda demasiado. Sólo termina quedando como una curiosidad. Un partido aislado, casi intrascendente, que no hizo mella en los protagonistas. Por ende, el posible punto de giro queda flaco, y sólo queda revivir los partidos victoriosos de un final que ya conocemos sin hacernos ninguna pregunta al respecto.

El cuarto capítulo comienza con una insólita decisión: Arrancar desde el segundo tiempo del partido ante Talleres de Córdoba en La Bombonera. En los últimos 40 minutos de la serie se puede ver al equipo logrando obtener un nuevo título en el torneo local y clasificando a los octavos de final de la Copa Libertadores. Pero a pesar del disfrute que puede sentir el hincha al volver a ver las imágenes de los partidos con resultado favorable en alta calidad, la pregunta es la siguiente: ¿Hay algo que haya sido visto durante estas casi cuatro horas que uno no haya sabido desde antes?

La respuesta es negativa. Ell formato de “Serie Documental sobre la vida de un club de fútbol profesional” puede ser interesante pero siempre y cuando se ofrezca la otra cara de la moneda y el club en cuestión (en concordancia con los jugadores) abran sus puertas y su intimidad de manera total, y no sólo mostrando lo que estamos acostumbrados a ver en cualquier conferencia de prensa.

1 Comment

1 Comment

  1. Juan

    18 septiembre, 2018 at 12:47

    Al igual que la película de Boca, nos muestra mas de lo mismo. No hay nada que no se sepa ya. Para lo único que sirve es para promocionar al extranjero a Boca y la marca. Desde que Angelici está que somos manejados como una empresa y no como un club.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Editorial